Progresar en los entrenamientos y evitar el estancamiento.

El estancamiento muscular es uno de los principales temores que tenemos todas las personas que tenemos una determinada actividad física con un objetivo o una meta concreta. A pesar de todo, es uno de los principales males que frenen nuestro desarrollo, y es que el estancamiento y la aclimatación del organismo a la rutina de entrenamiento es algo habitual. Este estancamiento muchas veces se traduce en la impotencia por poder aumentar la carga de los ejercicios.

chrisw_camille_

¿Cómo evitar estos estancamientos?

Para evitar el estancamiento es cambiar la rutina de entrenamiento cada poco tiempo (aprox. cada 2 o 3 semanas).

Otra opción es ir aumentando las cargas que elevamos a la hora de realizar un ejercicio y así estimular a nuestros músculos a superarse a sí mismos poco a poco.

Lo que sucede cuando levantamos siempre la misma carga a la hora de hacer un ejercicio es que el cuerpo se acaba por acostumbrar (Principio de Adaptación), y cada vez nos costará más elevar una carga mayor. Esto se debe a que nunca entrenamos a nuestro cuerpo forzando a los músculos a dar todo lo que son capaces, ya que lo importante es someterles y sorprenderles, evitando la rutina en lo que a peso se refiere. Este factor sorpresa vendrá de la mano de las cargas y las repeticiones de la sesión de entrenamiento. Aumentar un poco la carga en cada serie nos obligará a someter al músculo a un estrés superior, ya que la resistencia que tendrá que vencer será mayor (Principio de Supercompensación). Esto lo que hará será hacer que vayamos un poco más adelante en lo que a entrenamiento se refiere y consigamos así un mayor aumento muscular poco a poco.

En la teoría todo esto es muy sencillo, pero a la hora de la verdad la cosa cambia cuando estamos frente a la carga que vamos a levantar, ya que no siempre aumentar la carga de repente es lo que debemos hacer, pues en muchos casos no podremos realizar ni una sola repetición y mucho menos ejecutar el ejercicio de manera correcta, por ello si estamos realizando entrenamientos de fueza entrenando entre 1RM – 5RM, es totalmente recomendable ayuda de un entrenador o spotter. En estos casos lo que debemos hacer es poner una carga mayor, pero a medida que realizamos las repeticiones y vemos que no podemos lo ideal será bajar de nuevo la carga hasta completar el número de repeticiones buscadas. De este modo lo que conseguiremos será acabar todo el ejercicio y dar al músculo la intensidad que requiere para crecer poco a poco. Esto nos ayudará a progresar en los entrenamientos y evitar el estancamiento.

Siempre debemos fijar una meta concreta, e intentar siempre superar la carga, obviamente esto no se consigue de la noche a la mañana, pero realizando el entrenamiento correctamente con las cargas adecuadas podremos conseguir aumentar de forma gradual las cargas (Principio de Progresión).

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s